jueves, 24 de diciembre de 2015

María y el renacer de la Misericordia


B. E. Murillo, Adoración de los pastores (h. 1638), Londres, Wallace col.

Para el cristianismo, la Navidad sobrepasa con creces lo intuido en el mito del ave Fénix, que renace de sus cenizas.

En la película del mismo título (Phoenix, Ch. Petzold, 2014: ver trailer), tras la Segunda Guerra Mundial, una mujer se ve obligada a reconstruir no solo su cara sino la propia identidad, incluso ante la persona que ella pensaba que más le quería. Puede verse como una metáfora de la existencia humana. Todos hemos de aprender a renacer para vivir. Y el cristianismo ilumina en profundidad qué puede significar eso.

Según la fe cristiana, la venida de Dios al mundo en Jesucristo fue preparada por un largo camino de siglos. Dios fue “educando” al pueblo elegido de donde saldría el Mesías, para que pudiera reconocer en él la oferta de la salvación, y ser fiel a su vocación inicial de ser mediador para todos los pueblos.

Dios ha querido que la Navidad necesite una madre. Por eso el largo camino que recorrió la “educación” del pueblo de Israel por parte de Dios, en el Antiguo Testamento, se concentra en el alma de María (cf. J. Daniélou, El misterio del Adviento, Madrid 2006, original de 1948, pp. 109 ss.).

Pero esto debe suceder también en nosotros y en las culturas del mundo, incluida nuestra cultura de la imagen y de la tecnología. ¿Cómo podemos pensar el papel de María en todo ello?

lunes, 21 de diciembre de 2015

Recibir a Dios

F. de Zurbarán, La Virgen niña dormida (h. 1630-1635), col. B. de Santander.

Duerme en una pausa de la oración en que estaba usando el libro (¿la Biblia?), 
soñando quizá en la venida del Mesías. 
A la derecha, un cuenco de porcelana con tres flores: 
la rosa (el amor), la azucena (la pureza) y el clavel (la fidelidad). 
Sobre su cabeza (hacer click para agrandar la imagen),
una luminosa aureola de cabecitas angélicas 
(Cf. comentario de Alfonso E. Pérez Sánchez).

El papel de María en la salvación y para cada cristiano se ha ido iluminando dentro del catolicismo, con más intensidad en los últimos siglos. Esto, decía Jean Daniélou, no es un añadido a la Sagrada Escritura ni es un residuo del paganismo, sino que proviene de haber entendido mejor la Biblia. Implica dos aspectos: entender mejor el misterio de su elección para ser madre de Dios; entender también por qué y cómo es madre nuestra, en cuanto que mantiene hacia nosotros la misma relación que tiene con Cristo. De todo ello se ocupa el gran teólogo francés en un capítulo de su libro “El misterio del Adviento” (Madrid 2006, original de 1948, pp. 109-128).

Su reflexión nos puede servir para terminar con intensidad la espera del Adviento, y vivir con intensidad la Navidad cristiana, especialmente este Año de la Misericordia, concentrándonos en la petición de la comunión espiritual que san Josemaría aprendió de un religioso escolapio: “Yo quisiera, Señor, recibiros, con aquella pureza, humildad y devoción con que os recibió vuestra Santísima Madre, con el espíritu y fervor de los santos”. Una oración que sirve a la vez para preparar la comunión eucarística siempre que podamos recibirla.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Puerta de la Misericordia

La puerta cierra un ámbito, es un límite; pero también permite el paso si está abierta. En su audiencia general del 18 de noviembre, Francisco ha explicado el significado de “la puerta de la Misericordia de Dios”. Esto se refiere a la Puerta Santa de la basílica de San Pedro en el Vaticano, que se abrirá durante el Año Jubilar, para invitarnos a la conversión personal y también a la acogida y al perdón hacia los demás.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Justicia y solidaridad, caridad y misericordia

C. Schut (1597-1655), Las obras de misericordia


La proximidad de un Año de la misericordia es una buena ocasión para reflexionar sobre algunas virtudes morales y el modo en que las enfoca el cristianismo.

Prudencia y discernimiento


La prudencia, Piero del Pollaiolo (1470), Galleria degli Uffici, Florencia,

sostiene en una mano un espejo (cf. Sb 7, 26) y en la otra una serpiente (cf. Mt 10, 16)


Dice Robert Spaemann que para obrar bien es preciso hacer justicia a la realidad. Esto requiere de la prudencia, la más importante de las virtudes morales. En la vida personal cotidiana, en la vida eclesial (lo hemos visto en el Sínodo de la familia) o en la vida social (por ejemplo en la perspectiva de unas elecciones) es necesaria la prudencia, que no es mera cautela o moderación, sino “sensatez o buen juicio”. Consiste en discernir y distinguir lo que es bueno o malo en una determinada situación, para saber cómo hay que actuar y decidirse a ello.

Veamos la estructura y las dimensiones de la prudencia, las formas de la imprudencia y cómo es la prudencia en clave cristiana.

lunes, 12 de octubre de 2015

Redescubrir el espíritu de familia


Para llevar a cabo hoy esta misión "se necesita un nuevo tipo de redes"


Entre tantos temas posibles para las audiencias generales durante el Sínodo de la familia, es significativo que Francisco haya escogido la relación entre Iglesia y familia. Una relación “indisoluble”, afirma de entrada, que abre su horizonte al bien de la humanidad entera.

Sigamos su reflexión sobre el “espíritu de familia” en tres pasos: una mirada a la sociedad con ojos, podríamos decir, de humanismo cristiano; una segunda mirada hacia dentro para redescubrir la misión de la Iglesia aquí y ahora, en este tema; una conclusión y un deseo para el Sínodo sobre la familia.

jueves, 8 de octubre de 2015

El sínodo sobre la familia en la estela del Concilio Vaticano II

M. Rupnik, Icono de la Sagrada Familia

En sus palabras introductorias a los trabajos del sínodo sobre la familia (5-X-2015) Francisco ha señalado que el sínodo “es una expresión eclesial, o sea, es la Iglesia que camina junta para leer la realidad con los ojos de la fe y con el corazón de Dios; es la Iglesia que se interroga sobre su fidelidad al depósito de la fe, que para ella no representa un museo para mirar y mucho menos solo para salvaguardar, sino que es una fuente viva en la que la Iglesia bebe para saciar la sed e iluminar el depósito de la vida”.

martes, 6 de octubre de 2015

Locura fascinante de gratuidad


Francisco ha dado comienzo al Sínodo sobre la familia hablando de sueños y utopías, de miedos y de generosidad (cf. Homilía en la misa de inauguración del Sínodo, 4-X-2015).

Tomando pie de los textos litúrgicos ha desarrollado su argumentación en tres pasos: el drama de la soledad, el amor entre el hombre y la mujer, y el sentido de la familia.

sábado, 3 de octubre de 2015

El matrimonio: una vocación y un camino divino

Unas palabras del Papa Francisco, en el encuentro con las familias que celebró en Manila, han dado la vuelta al mundo:

“No es posible una familia sin soñar. Cuando en una familia se pierde la capacidad de soñar, de amar, esta energía de soñar se pierde, por eso les recomiendo que en la noche cuando hagan el examen de consciencia, también se hagan esta pregunta: ¿hoy soñé con el futuro de mis hijos, hoy soñé con el amor de mi esposo o esposa, soñé con la historia de mis abuelos?”[1].

viernes, 2 de octubre de 2015

Teología para y desde la vida


M. Chagall, Exodus (1952-1966)
Museo Nacional Marc Chagall, Niza

¿Qué relación hay entre la teología y la vida cristiana? ¿Es una relación necesaria? Si se responde positivamente, ¿cómo asegurar esa conexión? Y también ¿qué importancia tiene esto para la educación y la formación de los cristianos?

En un videomensaje al Congreso Internacional de Teología organizado por la Pontificia Universidad Católica Argentina (Buenos Aires, 1-3/IX/2015), el Papa Francisco responde a estas y a otras cuestiones decisivas.

Para analizar el texto cabe distinguir cuatro puntos, en relación con la Tradición, el discernimiento, la atención concreta a las personas y las características del teólogo.

jueves, 1 de octubre de 2015

Jugársela por la familia

El motivo principal del viaje de Francisco a los Estados Unidos ha sido el Encuentro Mundial de las familias. ¿Cuáles han sido sus propuestas?

“Querer formar una familia –proclama Francisco– es animarse a ser parte del sueño de Dios, es animarse a soñar con Él, (…) es animarse a jugarse con Él esta historia de construir un mundo donde nadie se sienta solo, que nadie sienta que sobra o que no tiene un lugar”. Tres puntos cabe destacar como propuestas del Papa.

martes, 29 de septiembre de 2015

Cercanía, diálogo, unidad

Su ministerio pastoral le ha llevado a Francisco, después de Cuba, a los Estados Unidos de América. En el encuentro con los obispos, en la catedral de San Mateo, (Washington D.C., 23-IX-2015) les ha dejado un mensaje de cercanía, diálogo y unidad.

viernes, 18 de septiembre de 2015

La familia, clave para la salvación del mundo

La última catequesis del Papa Francisco sobre la familia (16-IX-2015) nos ha dejado un mensaje iluminador: la familia es garantía para que el mundo funcione. Por eso Dios la bendice como clave en el plan de la salvación. Y la mujer tiene en ese plan un papel especial.

jueves, 17 de septiembre de 2015

Sobre el valor especial de la vida humana

En la perspectiva bíblica, la vida en su expresión máxima es la vida divina, el hombre que propiamente vive es el que está unido a Dios, el que vive conforme a Dios. Aquí cabría evocar la idea de San Ireneo († 202): “gloria Dei vivens homo”, que podría traducirse libremente como "la vida del hombre es la gloria de Dios", o también que "el hombre vivo es la expresión de la gloria de Dios".

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Cabeza, corazón y manos

Inscripción de Ch. Voysey (1896)

En un discurso a los obispos de Portugal (7-IX-2015), el Papa Francisco ha reflexionado sobre los jóvenes, sus anhelos, sus experiencias, sus necesidades. Y también sobre el tipo de catequesis, o de educación en la fe, que se adecúa a estas necesidades.

“Pienso –ha señalado en esta ocasión– que en los textos preparados para los sucesivos años de catequesis, la figura y la vida de Jesús están bien presentes; quizá más difícil se ha hecho encontrarlo en el testimonio de vida del catequista y de la comunidad entera que lo envía y lo sostiene, fundada sobre las palabras de Jesús: ‘Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo’ (Mt 28, 20)”.

jueves, 10 de septiembre de 2015

La vida como algo divino

Para la Biblia, la vida es algo de Dios, en sentido fuerte, es decir no solo pertenece a Dios como su autor y Señor, sino que en último término la vida es propiamente algo divino. También por eso la vida más perfecta es la consciente de sí misma.

lunes, 10 de agosto de 2015

Caminar hacia Dios

Desde el principio -como se ve en los primeros bosquejos del arte prehistórico- los hombres se abren a la dimensión trascendente o religiosa. Se trata de un caminar hacia Dios que el cristianismo interpreta como una respuesta del hombre a Dios que es el que le busca primero.

domingo, 9 de agosto de 2015

Dios y la búsqueda de sentido


Como se ve por la conversación de la madre de Mason con su hijo en la película “Boyhood” (R. Linklater, 2014), nos resistimos a pasar la vida renunciando a “creer que hay algo más”.

La pregunta por el sentido de las cosas ha estado desde siempre vinculada al asombro y la atención hacia la realidad, que es el principio tanto de la filosofía como de la ciencia. La cuestión del sentido es una de las cuestiones fundamentales tanto para la razón como para la fe.

sábado, 18 de julio de 2015

Ecología y ética: entre el antropocentrismo y el ecocentrismo



Si se quiere aprovechar el estudio de la encíclica Laudato si', es interesante conocer la situación del debate actual sobre la ética ambiental.

             Con frecuencia los autores contemporáneos se apoyan en las éticas tradicionales para responder preguntas como: ¿qué cosas tienen valor intrínseco (en ética ambiental diríamos "valor ecológico"), bueno o malo? ¿Qué hace que una acción sea correcta o equivocada?

            Otras cuestiones que se plantean son el valor de las zonas desérticas o despobladas, el valor de los “ambientes” reconstruidos por el hombre, los problemas causados por el acceso de la gente a las “reservas” ambientales…Todo ello requiere aún tanto de profundización como de investigación empírica.

jueves, 16 de julio de 2015

Ética ambiental: intereses, valores, estrategias

Para acompañar el estudio de la encíclica Laudato si’, puede ser útil evocar el origen y primeros desarrollos de la ética ambiental, junto con algunas propuestas que se han considerado radicales o contraculturales.

lunes, 6 de julio de 2015

Familia y ecología

Francisco distingue varios niveles de familia en relación con aspectos importantes de la ecología. Sitúa a la familia en el centro del bien común que hay que defender desde dentro y desde fuera. Y propone como modelo a la familia de Nazaret.

jueves, 18 de junio de 2015

Matrimonio y familia: siembra de vida plena


V. Van Gogh, El sembrador

Museo Van Gogh, Amsterdam

Desde hace algunos años, la diócesis de Roma viene centrando su asamblea anual sobre la educación en la fe, comenzando desde la familia. Esta vez Francisco se ha referido en su discurso a las “colonizaciones ideológicas” que hoy sufren las familias, y que hacen más necesaria la educación de los niños en las familias precisamente sobre el sentido cristiano de la familia (Discurso en el Convenio eclesial de la diócesis de Roma, 14-VI-2015).

En esta ocasión, el Papa se ha situado en el núcleo de la temática que habrá de tratar el próximo Sínodo sobre la Familia (“La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”). Y lo ha hecho por medio de tres palabras: vocación, comunión y misión, para expresar “el misterio de ser padres”.

martes, 19 de mayo de 2015

Sobre el miedo y el amor


M. Chagall, litografía sobre La Odisea (1974)

Francisco no desea que nos quedemos bloqueados por el miedo, porque el miedo nos debilita, nos empequeñece, nos paraliza (cf. Homilía en Santa Marta, 15-V-2015). Por otra parte, Jesús nos manda amar. Pero ¿se puede mandar el amor? ¿Qué pensaríamos si alguien nos dijese: “te mando que me ames”? ¿Y si tenemos miedo a amar?

miércoles, 15 de abril de 2015

Jesús, rostro de la misericordia

M. Chagall, Crucifixión blanca (1938), Instituto de arte de Chicago

Con la bula de convocación para el Jubileo extraordinario de la Misericordia, Misericordiae Vultus (11-IV-2015) se abre un periodo preparatorio de oración y estudio, diálogo y acción. Es un camino, el de la misericordia, que la Iglesia viene recorriendo desde su comienzo, más intensamente desde mediados del siglo pasado; y que ahora Francisco propone como catalizador de un impulso nuevo.

Para facilitar la lectura del texto del Papa y su asimilación, cabe estudiarlo distinguiendo algunas partes (distinción que es nuestra, no del documento).

lunes, 23 de marzo de 2015

La Cruz, prueba de amor

Giotto, Domingo de Ramos (h. 1305), 
capilla Scrovegni, Padua (Italia)



El Domingo de Ramos de 2013, el Papa Fracisco ha hablado a los jóvenes de alegría y cruz. Un año después nos preguntaba a cada uno quién somos y cómo nos situamos ante la pasión del Señor.

Muchas representaciones artísticas –por ejemplo el cuadro de Giotto– nos muestran cómo debió de ser el “primer” Domingo de Ramos.

Con serenidad va Jesús al encuentro de su pasión y acepta la alegría de los niños y de la gente sencilla que le aclaman.

“Jesús –observa el Papa– ha despertado en el corazón tantas esperanzas, sobre todo entre la gente humilde, simple, pobre, olvidada, esa que no cuenta a los ojos del mundo. Él ha sabido comprender las miserias humanas, ha mostrado el rostro de misericordia de Dios y se ha inclinado para curar el cuerpo y el alma” (Homilía en el Domingo de Ramos, 24-III-2013).

viernes, 20 de marzo de 2015

Anunciar la misericordia

C. H. Bloch, Cristo curando al enfermo en Betsaida (1883)


Con motivo de los 50 años de la clausura del Concilio Vaticano II, Francisco ha anunciado un Año santo o un jubileo extraordinario sobre la misericordia. Señala el diccionario que la misericordia es la virtud que inclina el ánimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenos. Casi lo dice la misma palabra: misericordia, llevar las miserias (de los demás) en el corazón.

Desde el principio de su pontificado, Francisco viene subrayando especialmente que estamos en tiempo de misericordia. Señala que la verdad debe estar unida a la misericordia y viceversa, porque la misericordia es el estilo de Dios. Cabe explorar su documento programático, la exhortación Evangelii gaudium, en busca de sus propuestas sobre la misericordia. 

miércoles, 18 de marzo de 2015

Sueños de Dios

Dios piensa en cada uno de nosotros, sueña con nosotros, 
“quiere ‘recrearnos’, hacer nuevo nuestro corazón, para que triunfe la alegría” (Francisco)

En una de sus homilías de Santa Marta (16-III-2015), el Papa Francisco plantea cómo debe de ser el soñar de Dios con nosotros.

Comienza leyendo un pasaje del libro de Isaías (65, 17-21): “Así dice el Señor: Mirad: yo voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva”. Y observa que se trata de una segunda creación más maravillosa que la primera, porque Dios rehace el mundo destruido por el pecado; y lo rehace renovándolo todo en Jesucristo.

Y al renovarlo todo, Dios manifiesta su inmensa alegría. El Señor tiene tanto entusiasmo: habla de alegría y dice: “Me gozaré de mi pueblo”. Esto, señala Francisco, es como si fuese un sueño del Señor, de Dios que sueña con nosotros. Como si se dijera: “Qué bonito cuando estemos todos juntos, cuando estemos allí, o cuando aquella persona, aquella otra… camine conmigo…”. Como sueñan los novios en su futuro.

jueves, 12 de marzo de 2015

Conciencia y mensaje cristiano


No solo la corrupción y el terrorismo, lacras sociales que nos afectan cada día, sino el funcionamiento normal de las instituciones, la comunicación y la educación, la política y la ciencia, el mundo del deporte y del arte, la familia, etc., dependen mucho de cómo se enfoque el papel de la conciencia y de las actitudes personales hacia el mismo. ¿Qué aporta el mensaje cristiano a la conciencia?

En una conferencia que pronunció Joseph Ratzinger en Dallas (Texas) en febrero de 1991 (*) debate precisamente el sentido de la conciencia y la educación de la conciencia, y lo ilumina desde la perspectiva cristiana.

martes, 3 de marzo de 2015

Normas morales y educación

La ética necesita normas. Pero una ética solamente de normas 
puede degenerar en intolerancia, tiranía o intelectualismo.

En un mundo que se ha vuelto bastante complejo, la Ética sirve para navegar en la propia acción. Y ante la demanda de Ética por todas partes, conviene que recordemos que no hay Ética sin normas. La necesidad de normas morales no viene primero de la religión, sino que se deduce ante todo de la razón humana, tal como estudia la Ética. 

Por tanto los agentes educativos (maestros, madres y padres de familia, políticos, científicos, periodistas, artistas, etc.) tienen la responsabilidad de proponer, sobre todo a los jóvenes, modelos de conducta acordes a la razón humana y a la dignidad de las personas.

Siendo las normas morales necesarias, sin embargo no son suficientes, pues necesitan de los valores o bienes y de las virtudes.

lunes, 2 de marzo de 2015

El camino de la belleza en la catequesis

Icono de la transfiguración del Señor (1408), atribuido a Teófanes el griego
Museo Tretyakov, Moscú


Con motivo del Encuentro nacional de delegados de catequistas (23-25 de febrero) se ha puesto de relieve la importancia de la Iniciación cristiana y sus principales elementos. También nos preguntamos qué lugar ocupa la belleza en el itinerario educativo de la fe.


jueves, 19 de febrero de 2015

Valores y bienes ante la ética y la educación

H. Symberg, El ángel herido (premio nacional de pintura en Finlandia, 2006)
El ángel tiene los ojos vendados y rastros de sangre en sus alas. 
Los niños que lo llevan van sombríos, como de luto. Uno de ellos mira al espectador. 
El pintor tuvo la idea del cuadro después de padecer meningitis. 
Representante del simbolismo, rehusó interpretar su obra dejando abierto su significado. 


¿Tiene sentido una educación de los valores y qué obstáculos debe vencer? ¿Cómo se compagina con la “formación del corazón” y con la “escucha de la realidad”? Por otra parte, ¿es suficiente una ética de los valores?


Los valores y su captación

Robert Spaeman se plantea, en el capítulo tercero de su “Etica: Cuestiones fundamentales” (Pamplona 2010), qué son los valores. Y responde: no son simples “gustos”, impresiones o sensaciones puramente subjetivas, sino contenidos valiosos que captamos en la realidad, motivados por nuestros intereses. Esto pertenece a la experiencia. Por ejemplo, el uso lingüístico diferencia entre “alegría” y “placer”. Y en un caso problemático, nadie dudará de cuál de los dos es un “bienestar” más alto.

lunes, 16 de febrero de 2015

Formación del corazón

Renovarse para vencer la indiferencia

Cuando se habla del “corazón” en el ámbito de la educación y de la fe, se corre el riesgo de encontrar resistencia ante lo que podría tomarse, equivocadamente, por mero sentimentalismo. Si se tratara de esto, estaríamos tan lejos del cristianismo como si tratáramos de la dureza del corazón. No se trata de vencer el sentimentalismo con dureza, sino de la fortaleza para amar.

    El mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2015 lleva por título “fortalezcan sus corazones” (St 5, 8). Lo que propone es una renovación personal y eclesial para vencer las dos formas más actuales de la dureza del corazón: la indiferencia y el encerrarse en uno mismo o en el propio grupo. Y como siempre, esto tiene una gran importancia para la educación de la fe y de la afectividad en la vida cristiana.

jueves, 12 de febrero de 2015

Ética y educación de las virtudes



Hoy se habla mucho de los valores y de educar en los valores. Indudablemente, la Ética debe ayudar a captar e interesarse por los valores de la realidad, es decir, aquellos bienes que nos atraen en nuestro anhelo de felicidad. Pero ni la Ética ni la educación pueden realizarse sólo a base de valores. Necesitan fijarse en las virtudes, y también en las normas. Las virtudes son fundamentales en la Ética y en la educación, aunque tampoco son por sí mismas suficientes.

jueves, 29 de enero de 2015

Familia y comunicación

El mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de las Comunicaciones sociales de 2015 lleva por título: “Comunicar la familia: ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor” (23-I-2015).

Con ese título se propone que la familia cristiana sea –en su existencia, en su autenticidad y en la belleza de su proyecto hecho realidad– escuela de comunicación y sujeto de comunicación. Más aún, que la familia sea el mensaje mismo de su propuesta ante el mundo; de esa comunicación que es el “hacer familia” dentro y fuera del hogar. “La familia –señala– es el primer lugar donde aprendemos a comunicar”, a comunicar de modo más auténtico y humano.

miércoles, 28 de enero de 2015

Religión, libertad y respeto

M. Chagall, Crucifixión con familia (1955)

Dios no es un tema solamente de religión, sino ante todo de razón, una razón asentada sobre la experiencia más íntima del ser humano abierto a algo que le trasciende. Dios se ha hecho accesible al hombre, entre otras razones, porque le ha hecho capaz de alcanzarle.

El hombre puede alcanzar a Dios con la razón y con la experiencia del corazón, pues es un ser abierto a la trascendencia de la verdad y del bien. Esto lo afirma la teología, que justifica su propia existencia y camino en este hecho: que a Dios se puede llegar por la mera razón, y que esta razón es potenciada por la oración y por la reflexión con la fuerza del amor. Un hecho que es a la vez un dato de experiencia y un dato que la fe cristiana confirma.

miércoles, 7 de enero de 2015

Dios que juega

El Greco, Adoración de los Reyes Magos (1568)
Museo Soumaya, Ciudad de México


Parece que algunos niños de 11 años, no sé si muchos, sospechan de sus padres cuando les proponen algo que sea un poco instructivo o formativo, pues solamente desean lo puramente lúdico… Esto se comprende en el contexto de los regalos de Reyes, pues, al fin y al cabo, los niños quieren jugar, todos queremos jugar, y la Biblia dice que incluso Dios juega (cf. Pr. 8, 30-31).

Así lo señala Juan Bautista Torelló, sabio sacerdote y psiquiatra, en un libro póstumo (“Él nos amó primero”, ed. Cristiandad, Madrid 2014), que recoge meditaciones de retiros espirituales predicados en la Peters Kirche de Viena. 

Seguir el blog

Seguidores

Madre de la Iglesia

Madre de la Iglesia
¡Muchas gracias a todos los seguidores!